martes, 3 de noviembre de 2009

CIRO ALEGRÍA EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

Hablar de don Ciro Alegría es sentir orgullo de ese indigenismo que llevamos en la sangre y nos hace diferentes, únicos, grandes por nuestra historia. Desde éste pequeño espacio saludamos el IV Encuentro de Narradores Peruanos cuya sede será en Cajamarca donde más de sesenta expositores invitados presentaran ponencias, relatos y charlas magistrales referidas sobre Ciro Alegría.

BREVE SEMBLANZA DEL NOVELISTA

Ciro Alegría Bazán (1909-67) novelista peruano, nacido en Huamachuco (La Libertad). Realizó sus estudios en la escuela de su misma región de nacimiento (donde tuvo como maestro a César Vallejo) desde muy joven abrazo la causa política de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA). Su militancia fue motivo de estar dos veces en prisión (1931 y en 1933) un año después sufrió exilio en Chile. En ese tiempo escribió parte de su obra, y obtuvo tres premios literarios por su gran realismo, la sencillez de su prosa y el vigor de sus relatos lo consagraron como un gran novelista. Ciro Alegría publicó en 1935 “La Serpiente de Oro”, en la que relata la vida de los nativos a orillas del Río Marañón. En 1938 nace su segunda novela “Los Perros Hambrientos”: nos presenta una cosmovisión andina de la lucha del hombre contra la naturaleza hostil (sequia) obra que fue llevada al cine con hermosos parajes cajamarquinos.

Nuevamente en 1941, Ciro Alegría obtuvo el Gran Premio de Novela Continental con su obra “El Mundo es Ancho y Ajeno”, (temática indianista) es una de las mejores muestras del género: el relato épico de las luchas de una comunidad indígena contra los tres poderes que quieren destruirla: la oligarquía terrateniente, el ejército y el gobierno. La aldea de Rumí auténtica protagonista de la novela, cuya vida se describe maravillosamente es objeto de la codicia del terrateniente blanco; que es destruida y sus habitantes se marchan a las grandes ciudades; mientras algunos mueren o son reducidos a esclavos.

En el año 1948 regresa al Perú después de permanecer siete años en los Estados Unidos, se dedicó al periodismo y fue elegido diputado tras haber renunciado al Partido Aprista. En esta época publicó un libro de cuentos: “Duelo de caballeros” (1963). La obra de Ciro Alegría junto a José María Arguedas, son consideradas las expresiones artísticamente mejor logradas y las más maduras de la narrativa regionalista e indigenista del Perú en el siglo XX, Alegría fallece en la ciudad de Lima el 17 de febrero de 1967. Su viuda Dora Varona, se ha dedicado a reimprimir las obras más conocidas del novelista y a editar todo lo que había quedado inédito: dos novelas inconclusas tituladas “Lázaro” (1972), de contenido político, “El Dilema de Krause” (1979) novela inconclusa y las colecciones de relatos: “Panki y el Guerrero” (1968); “La Ofrenda de Piedra” (1969), “Relatos Andinos”; “Siete Cuentos Quirománticos” (1978), escritos en Estados Unidos y Puerto Rico; “El Sol de los Jaguares” (1979), “Relatos Amazónicos” y en 1976 aparecieron sus memorias bajo el título “Mucha Suerte Con Harto Palo”.




1 comentarios:

Amanda dijo...

hola querida amiga, vengo a agradecerte tu precioso comentario, es un honor saber detí, besitos.