viernes, 25 de junio de 2010

DOS LIBROS PARA LA LITERATURA CAJAMARQUINA

Se presentaron ante la sociedad literaria dos libros en simultáneo en el Centro de Información y Cultura de Yanacocha (CIC). Ambas presentaciones fueron muy aplaudidas por la concurrencia el primero fue el poemario del Ing. Civil Fransiles Gallardo Plasencia con el título de “Arco iris de Magdalena”. El poemario está organizado de forma secuencial con un lenguaje sencillo, cada verso hace remembranza de los paisajes de su tierra natal ‘Magdalena’ que vio en su juventud como lo demuestra en cada metáfora usada por el poeta que vive alejado de su tierra, esta obra fue presentada el año pasado en la ciudad de Lima y comentado por Jesús Cabel, Javier Garvich en el Gremio de Escritores del Perú en sus “Miércoles Culturales”. Y como era justo se tenía que presentar en su tierra cajamarquina muchas personas aun no conocen de su quehacer literario. El autor nos dijo que en calidad de primicia en el mes de septiembre será publicada la obra titulada “Gato Montes Estremecido” por la Universidad Técnica Peruana, esperamos la llegada de esta nueva producción de don Fransiles Gallardo Plasencia y que sea su tierra cajamarquina quien vea por primera vez su obra.

El segundo libro presentado de la noche fue el colectivo “Wuaysaqo” de autoría de cuatro autores: Carlos Cabrera Miranda, Iván Chávez Mendo, Julio Muñoz Abanto y Miguel Valderrama Cabrera, simpático libro que contiene ocho cuentos breves uno de ellos gano el segundo puesto en el III Concurso de Narrativa Manuel Ibañez Rozza-2007 con el relato “En el cuarto de arriba” y otros obtuvieron menciones honrosas, cada autor utiliza términos coloquiales y regionalistas en sus relatos, a fin, de mantener vivas las viejas tradiciones de los pueblos de Cajamarca que se está poniendo en evidencia en estos últimos tiempos. Rescatando así hechos y costumbres de los más alejados pueblos. Como en el nombre de este libro hace referencia a la laguna “Wuaysaqo” que existe en el distrito de Matara según el prologuista es la unión de las voces ancestrales “Waysha = mujer cautivadora o seductora” y de “Aqu=arena”.


Sin mayores comentarios dejamos para los(a) lectores su apreciación e interpretación desde aquí, saludamos la iniciativas de las municipalidades distritales que se preocupan por dar conocer la creatividad literaria de sus habitantes.


0 comentarios: